lunes, 21 de noviembre de 2011

El sistema electoral español

Desde anoche es tiempo de matemáticas electorales, y no porque el eslogan del partido ganador sea "súmate al cambio" sino porque desde anoche todos hacen cuentas sobre los resultados. Matemática, social y moralmente estos son incuestionables, pero analicemos los datos:

Si hay 35 millones de votantes y se eligen 350 diputados, cada uno debería representar a unos 100.000 españoles, pero todo reparto proporcional es injusto, pues de ser así, por ejemplo a Jaén, con 537.000 votantes le corresponderían unos 5 diputados (en lugar de los 6 que tiene), y a Madrid, con cuatro millones seiscientos y pico mil, 46 escaños en lugar de 36. Sin embargo, el Sistema electoral busca también la representatividad local. Esto, por otra parte lleva a que partidos dispersos, como UPyD tengan 5 escaños para 1.140.000 votantes, mientras que Amaiur tiene 333.000 votantes y 7 escaños. O sea, un diputado de Amaiur representa a 47.600 votantes mientras que uno de UPyD 228.000.

¿Significa esto que el Sistema Electoral Español es injusto?. No, ni muchísimo menos. Todo sistema electoral va matemáticamente acorde a los principios que quiere establecer. En nuestro caso se busca la representatividad local y la posibilidad de mayorías absolutas u holgadas para que se pueda gobernar con pocos pactos. Cualquier otro sistema electoral es matemáticamente igual de exacto e igual de injusto a la vez que la La ley D'Hont.