lunes, 6 de febrero de 2012

38 congreso del PSOE

Este fin de semana se ha celebrado el 38 congreso federal del PSOE, y tres reflexiones me surgen a raíz del mismo:

Primera: Si hace unos mese el PSOE ha perdido 4,3 millones de votantes, esto es, la gestión de Zapatero fue duramente castigada, ¿cómo puede ser que el 90,8% de los delegados respaldara la gestión de la comisión Ejecutiva de Zapatero? O hay una nula identificación de los representantes del pueblo con sus representados, o hay falta de comunicación y entendimiento entre ambos. Situaciones como esa hacen que en la calle se coree el “no nos representan”.

Segunda: Si lo que se ha pretendido es una renovación del partido, mal encaminada va si sólo se presentan dos exministros, pero mucho pero si de los casi 1000 votos de los delegados tan sólo hay 2 en blanco, uno nulo y una abstención ¿no hay disconformidad a la falta de alternativas?, ¿no hay “indignados” ante las dos líneas más o menos continuistas?, ¿No hay savia nueva?

Tercera reflexión: las declaraciones del merecido líder son”"Mañana tenemos que dejar de analizar por qué hemos perdido las elecciones y empezar a reflexionar sobre cómo recuperar el voto". Si no se analiza lo que se ha hecho mal es imposible corregirlo.



Ya lo decía Winston Churchill “Cuanto más atrás puedas mirar, más adelante verás”. Así que, sí que hay que analizar porqué se ha perdido. Pero llama más la atención la segunda parte de la frase: “hay que empezar a reflexionar sobre cómo recuperar el voto”

Si el lunes pasado, hablaba aquí sobre las nefastas consecuencias del estudiante que se prepara para el examen en lugar de para el porvenir, peor es el político que se prepara para las elecciones en lugar de para gestionar.

El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones. (Churchill)

Queridos amigos que habéis estado en este 38 congreso, pelead por nosotros y por toda la ciudadanía. No perdáis el entusiasmo que debe presidir la cabeza y el corazón de todo aquel que tiene la vocación de hombre público, no olvidéis a quienes representáis.. Trabajad por nuestro porvenir, para que nunca pensemos que se llama porvenir porque nunca llega.