lunes, 5 de marzo de 2012

Lenguaje sexista

Es difícil imaginar la dificultad que conlleva escribir un simple correo electrónico a toda la comunidad universitaria. En mi etapa de Vicerrector recuerdo los equilibrios que se deben hacer para no herir sensibilidades de ningún sector y no cometer ningún error al incluir cualquier cita, referencia, latinajo, fecha, ya que entre los receptores había auténticos expertos en casi todas las materias...pero sin duda los más temibles eran los garantes de la igualdad y enemigos del sexismo lingüístico.

Hace 4 días, y quizá por acercarse la fecha del 8 de marzo, la RAE suscribió en pleno el documento “Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer”, de Ignacio Bosque, Catedrático de Lengua Española de la Universidad Complutense de Madrid” analizando una serie de guías de lenguaje sexista: Es cierto que hay lenguaje sexista y discriminatorio, desde la distinción señora/señorita que no hay para el masculino, a frases que discriminan por su contenido.

Es cierto que el lenguaje ayuda a evitar la discriminación, por ejemplo adoptando nuevas palabras como jueza o ingeniera... pero, como en todo, los extremismos yerran: Se considera discriminatorio el uso del masculino genérico y para evitarlo se hacen propuestas que van desde el uso de perífrasis o construcciones metonímicas, que pueden ser ridículas, aconsejando cambiar “el número de parados” por “el.. número... de... personas... sin... trabajo”, usar una @, símbolo no reconocido por los dispositivos lectores que emplean las personas con discapacidad visual , y eso sí que es discriminatorio, pasando por el desdoblamiento artificioso masculino/femenino, correcto pero que lleva a cosas tan esperpénticas como este fragmento textual de la constitución de la República Bolivariana de Venezuela 

«Sólo los venezolanos y venezolanas por nacimiento y sin otra nacionalidad podrán ejercer los cargos de Presidente o Presidenta de la República, Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, Presidente o Presidenta y Vicepresidentes o Vicepresidentas de la Asamblea Nacional, magistrados o magistradas del Tribunal Supremo de Justicia, Presidente o Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Procurador o Procuradora General de la República, Contralor o Contralora General de la República, Fiscal General de la República, Defensor o Defensora del Pueblo, Ministros o Ministras de los despachos relacionados con la seguridad de la Nación, finanzas, energía y minas, educación; Gobernadores o Gobernadoras y Alcaldes o Alcaldesas de los Estados y Municipios fronterizos y de aquellos contemplados en la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional.» 

 Queridos oyentes, dejemos a la autoridad en la materia, que sabe diferenciar entre sexo y género gramatical, nosotros rechacemos enérgicamente cualquier tipo de discriminación por razón de sexo: mismo trabajo mismos sueldos, mismo trato, mismas condiciones y exigencias, rechacemos el sexismo en la publicidad y en la distribución de las tareas domésticas, ... y que conste que he dicho queridos oyentes, incluyendo a nuestras inteligentes queridas oyentes.
 http://www.rae.es/rae/gestores/gespub000040.nsf/(voanexos)/arch50C5BAE6B25C8BC8C12579B600755DB9/$FILE/Sexismo_linguistico_y_visibilidad_de_la_mujer.pdf