lunes, 4 de marzo de 2013

Twitter y la educación en TIC: me lo ha dicho un pajarito

Las madres, entre las muchas cualidades que adquieren con la maternidad tienen la de enterarse de todo. Desde pequeños nos sorprenden preguntándonos sobre lo que menos esperamos, y su justificación es el consabido “me lo ha dicho un pajarito”, ¡qué coraje!. El otro día recibí una enorme cantidad de felicitaciones con motivo de mi cumpleaños, felicitaciones en persona, por teléfono (o sea tradicionales) y por SMS, facebook, whatsapp y por supuesto twitter. Ahí está, el pajarito. Claro, y es que de una u otra manera hoy twitter, el pajarito azul, está por todas partes, bueno, en casi todas partes, menos en el cónclave, que le han cerrado las ventanas pues ya hay uno blanco con forma de paloma. 

Otra gran lección a aprender, discernir el estar online u offline. ¿Cuántos de nosotros estamos en la mesa, en una reunión, en el congreso, e incluso en clase con el móvil?. Si nuestro perfil digital nos perjudica al natural algo estamos haciendo mal.

Y es que, con la velocidad con la que se han incorporado las tecnologías, no existen manuales de urbanidad en tics. Sabremos buscar al instante la información para contestar a Toni Cantó, pero no el cómo. De ahí que, por ejemplo, Elena Valenciano deje twitter. Mal.Puede uno estar o no de acuerdo con sus planteamientos, pero no hay nada más enriquecedor que recibirlos en primera persona con la posibilidad de devolverle nuestra opinión, pero sabiendo estar.


Hace falta mucha educación en tics. Hace falta saber cómo. dónde y cuándo usarlas, pues es cierto que gracias a estas tecnologías estamos más cerca de los que están lejos, pero corremos el riesgo de estar cada vez más lejos de los que están cerca.