lunes, 30 de septiembre de 2013

Hemos de multiplicar los talentos de nuestros alumnos

Hoy voy a hablar de dibujos animados. ¿Han oído hablar de Justin y la espada del valor?, esta película que se acaba de estrenar cuenta la historia de un joven que persigue su sueño hasta lograrlo.

Lo que no sé si sabrán es que en la parte técnica de esta película está la historia de un joven estudiante de nuestra Universidad, Alberto Santos, que así se lama, estudió Informática de Gestión y posteriormente Informática Superior en la Universidad de Jaén, y como tantos estudiantes, tenía un sueño cuando comenzó sus estudios, ahora vive uno, y teme despertar ...trabajar en la empresa kandor Graphics, cerca de su tierra aunque en las conversaciones que le rodean se hable de alfombras rojas, premios Goya, nominaciones al Óscar...es feliz. Es feliz, pero también lo somos cada uno de los que vemos como uno de nuestros alumnos triunfa, cumple su sueño, emplea correctamente sus capacidades, desarrolla sus valores.

Y uno de nuestros privilegios como docentes es que esta oportunidad se repite cada promoción, año a año. Hoy comienza un nuevo curso para los alumnos de primero, y cada uno de ellos comienza con ilusión a construir su futuro. “Tu futuro empieza aquí”, debería ser el lema de nuestra Universidad.


Pero este privilegio, a esta inmensa alegría y orgullo, siempre le acompaña una pesada losa, la de la responsabilidad, la de tener cada curso ante nosotros, cada día en las bancas, personas formándose, grandes y pequeños talentos,... y un deber, que es hasta un mandato bíblico: sacarlos en valor, estos talentos no sólo no debemos enterrarlos sino que tenemos la obligación de multiplicarlos.
Así que, buenas tardes, me voy a la tarea.