lunes, 12 de mayo de 2014

Las Matemáticas del final de la Liga

Llega el final de temporada futbolística, y vuelve a ser época de acordarse de las Matemáticas. Varias jornadas van ya en la que los equipos no paran de recurrir a esa ciencia, que se atraviesa en el colegio pero luego surge donde menos la esperamos. Que si tal equipo ya no tiene opciones matemáticas para ganar la liga, que si el otro está matemáticamente descendido, que si se pueden dar una serie de resultados para que cierto club pueda optar a una competición europea determinada. Y ahí tenemos a aficionados, periodistas, directivos y jugadores haciendo filigranas en vez de con el balón con la calculadora.

Y tras ejercer de matemáticos, comienzan otro tipo de cuentas, la de las primas a terceros. Calculadas todas las probabilidades se puede probar, matemáticamente, que el futuro de un club (y por tanto sus millones) puede depender del resultado de un partido que no juega el propio club, y llegan los interrogantes, ¿es moral primar a otros equipos para que ganen, y así el mío se beneficie?, y si es cierto como se dice que los maletines entran en los vestuarios, independientemente de que sea moral, ¿debería ser lícito la prima a terceros por ganar?.

Se suceden argumentos a favor y en contra, muchas veces reforzados por los propios colores. Si se normalizaran las primas a terceros, es claro que los equipos modestos en pugna con los poderosos perderían en el terreno de los maletines en caso de que ambos se encontraran enfrentados en ese otro terreno, y pasado el tiempo, de ser práctica aceptada, los equipos que tengan en sus botas la suerte de terceros, lícitamente no se esforzarían sin un maletín en el vestuario, y llegado el caso, los podría haber que en los finales de temporada, con su puesto resuelto, hicieran suficientes cálculos como para enfocar el final de la competición para que les saneara las cuentas de la temporada los maletines provenientes de terceros,... para lo cual a más de uno le interesaría a final de temporada, en lugar de invertir en un nuevo delantero, hacerlo en un nuevo matemático. 


Y es que las Matemáticas son el lenguaje con el que está escrita la Liga....y hoy no quiero concluir sin darle todo mi apoyo al Real Jaén y al Granada Club de fútbol, deseándoles a ambos la permanencia.