lunes, 11 de mayo de 2015

En algunos sitios dimiten los segundos, terceros o cuartos "ganadores"

La pasada semana fueron las elecciones en Reino Unido. Interesante que 3 de los 5 líderes políticos que obtuvieron representación dimitieron la misma noche en que se conocieron los resultados. Algo que aquí no sólo es inusual sino además inconcebible.

Es evidente que los paralelismos no son justos, ni el sistema electoral o de partidos extrapolable, pero por hacernos una idea es como si aquí, en la noche de las elecciones andaluzas hubieran dimitido uno tras otro Manuel Moreno Bonilla, Teresa Rodríguez y Antonio Maillo.

Sin embargo aquí son siempre iguales las valoraciones políticas para todos, siempre se gana, por tener más que el rival, o se compara con resultados anteriores, por votos, escaños o porcentajes, pero siempre hay una manera de manejar las cifras a favor, y en el peor de los casos se comparan con las encuestas (que tanto aquí como allí dejan mucho que desear).

Quizá si la Política no se hubiera convertido en una profesión, y fuera como, por ejemplo, la política universitaria, donde se gestiona unos años y se vuelve uno a su puesto de profesor tras 4 u 8 años, el apego al sillón sería mucho menor, y no creo que la gestión distara mucho en calidad de la actual.

En cualquier caso es importante darnos cuenta de los defectos para corregirlos, somos una democracia aún joven que debe aprender y mejorar mucho; espero que sepamos rectificar a tiempo, pues cada día perdido va siempre en detrimento de los más débiles.