jueves, 30 de julio de 2015

Felices vacaciones...para los privilegiados que trabajan

Con este comentario de hoy acabo mi cuarta temporada de columnas de opinión en Cope Jaén. Cuatro años compartiendo en estos micrófonos y las redes sociales mi opinión personal sobre la sociedad "que nos ha tocado vivir" según dirían algunos, o la sociedad que estamos construyendo día a día y vamos a dejar a nuestros hijos, si lo vemos con algo más de proactiva, sociedad local y global.  

Han sido cuatro años compartiendo mis pensamientos  y mis sentimientos con todos vosotros,  queridos oyentes, cuatro años, tiempo que dura un grado universitario,  que transcurre entre mundial y mundial,  que dura una legislatura,...lo que dicen que dura científicamente el enamoramiento, lo que vive un hamster dorado.

 Durante este tiempo muchos me han preguntado con curiosidad sobre este espacio, unos porque lo leen en las redes sociales, otros porque lo descargan en podcast, y la mayoría porque lo oyen en directo. Muy gratamente sorprendente cada comentario que recibo, compartiendo, discrepando o complementando mis columnas, sus columnas.  

Los más atrevidos me preguntan por la temática y las condiciones, y como ya he comentado alguna vez, no me canso de contar que desde el inicio me dijeron "habla de lo que quieras y como quieras", y el  único límite que me pusieron eran los dos minutos. He de reconocer que sabiendo lo que vale cada segundo de radio esa única línea roja me la he pasado en numerosísimas ocasiones, pero nunca he recibido ni siquiera una insinuación sobre temas incómodos, molestos o sobre el enfoque dado. Así es todo un placer colaborar.

Desde aquí agradezco a David Santos, Antonio Agudo y Ángel López el que hayan compartido conmigo sus micrófonos y concluyo esta cuarta temporada deseándoles unas felices vacaciones, a ellos, y a ustedes queridos oyentes, razón de esta emisora. 

Felices vacaciones para los privilegiados que las tienen, porque en esta sociedad tener vacaciones es el privilegio de los que tienen trabajo, y ese debe seguir siendo nuestro objetivo primordial, que nuestros conciudadanos se sientan realizados con un trabajo, y por tanto con unas vacaciones.