lunes, 21 de septiembre de 2015

Tu futuro depende de nuestros universitarios

Hoy comienzan las clases los alumnos de primero de la Universidad de Jaén. Es un privilegio y a la vez una enorme responsabilidad transmitir conocimientos, formas de afrontar la vida, modelar parte de la personalidad de estos alumnos que han decidido estudiar Informática o Estadística y Empresa; 

De la lluvia de sensaciones, emociones y pensamientos me voy a quedar en esta columna con una: ¿se han dado cuenta que de esta generación saldrán nuestros gobernantes, los investigadores que acaben quizá con el cáncer, los médicos en cuyas manos dejaremos nuestra salud, los economistas que decidan sobre nuestra calidad de vida futura, y sobre los refugiados, y los deportistas que nos harán vibrar...?, y de nosotros depende la calidad de esos cestos, dependiendo de las mimbres que hagamos crecer. 

Y la responsabilidad es de nosotros docentes, pero también de todos los que tratemos con ellos, los propietarios de sus pisos de alquiler, los que cada día les transmitan las noticias por el medio que ellos seleccionen, los que se crucen con ellos cada paso de su vida, pues entre todos formaremos una personalidad humana o mezquina, que sean filántropos o egoístas, y que en definitiva construyan un mundo más generoso y humanitario o ruin y cicatero.

Así que si no somos tan generosos de hacerlo por ellos, hagámoslo por nosotros, pensemos que el futuro es importante, porque, como decía woody allen, es donde vamos a pasar el resto de nuestra vida. 

Pero para que ellos nos puedan construir un futuro debemos permitirle que tengan un presente.