lunes, 18 de abril de 2016

Apadrinen un cerdo

Foto: IDEAL Jaén
Unos conocidos empresarios de Jaén brindan la posibilidad de apadrinar uno de sus marranos de la dehesa extremeña. La idea hace tiempo que triunfa, ellos los crían y es posible incluso ir a visitarlos en libertad. Pero como en todo, seguramente habrá hasta clientes que les pongan nombre, y podrían incluso llegar al criticable extremo de que sus cochinos fueran como unos hijos. 

Pero si esto es criticable, lo es sin duda, el recíproco, esto es, aquellos padres para los que sus hijos son...unos cochinos.

Seguramente este rosado animal sería incapaz, si pudiera, de pintarrajear y firmar la simbólica Cruz del Castillo de Santa Catalina, o  las escaleras subterráneas de los parkings públicos de la ciudad. Seguramente si me entendiera el animal de bellota diría, somos cerdos, pero no cerdos salvajes, a lo que los jabalíes respondería: con nosotros no los compares, seremos cerdos, incivilizados o insociables, pero si pudiéramos recibir educación...  

Porque efectivamente no es más que un problema de educación en el seno familiar, sólo en el hogar se puede y debe educar,....si al final vamos a tener que darle la razón a Enrique Jardiel Poncela con lo de "Sólo los padres dominan el arte de educar mal a los hijos". 

¿Saben qué les digo a las familias de los pintores de monumentos, mobiliario público, de os que orinan en los parkings, portales y escaleras?, eduquen desde pequeños, y si desean tener un cerdo en casa, les recomiendo se pongan en contacto con los mencionados ganaderos de Jaén, no se arrepentirán, ni el resto de los vecinos de Jaén tampoco.